Relación

8 errores que incluso las mujeres más sabias cometen.


La receta para una relación feliz, por desgracia, nadie lo sabe. Es por eso que el camino hacia el amor fabuloso está lleno de espinas, errores y frustraciones. Incluso las mujeres más exitosas, bellas e inteligentes tienden a cometer errores y viven como si fueran lentes de color rosa. Pero esto no significa que debamos detenernos y cruzar los brazos. Lo principal es aprender las lecciones correctas de todo y aplicarlas hábilmente en la vida.

1. confianza absoluta

Por supuesto, una relación sin confianza es impensable y no lleva a ninguna parte. Lo más importante es conocer el llamado límite cuando su pareja comienza a usar el hecho de que usted cree fielmente cada una de sus palabras. Como dicen - confía, pero verifica.

2. Confianza en que un hombre puede ser cambiado.

Es por eso que hay tantas uniones infelices alrededor, donde las mujeres "salvan" a los hombres de la ociosidad, la fornicación, la tiranía, la embriaguez, la adicción a los juegos de computadora, etc. Y todos los intentos de ayudarlo son una dependencia elemental, cuando una mujer asume el papel de hechicero y piensa que ciertamente le dará a sus fieles una vida mejor.

3. Exceso de candor.

Una mujer siempre debe seguir siendo un misterio y una subestimación leve. No lo abra como un libro leído, no cuente todo sobre su vida hasta los detalles más pequeños. El punto no es ni siquiera que su interés pueda desvanecerse, sino que puede usar sus secretos en ciertos momentos de su vida contra usted.

4. La creencia de que el hombre es el centro del universo.

Cuanto más lo intentes, ocupando tu tiempo al máximo, haciendo sacrificios inútiles, olvidándote de ti mismo y poniendo de relieve tus propios deseos e intereses, menos te respetará y te amará. Lo principal es no perder tu autosuficiencia y nunca convertir a un hombre en el centro de tu vida.

5. Falta de voluntad para resolver problemas en una relación.

Desafortunadamente, esto es inherente a ambos socios: una falta de voluntad total para pronunciar problemas, resolverlos, expresar lo que no les gusta y buscar maneras de salir. Mucha gente piensa que la mejor opción es tomar la decisión y evitar una conversación, tal vez se resuelva por sí solo. Forzado a molestarlo: no se resolverá, sino que se colocará en capas como una bola de nieve y lo aplastará con una carga pesada.

6. Credulidad a bellas palabras.

Sí, las mujeres amamos los oídos y, literalmente, nos derretimos cuando un hombre nos bañó con cumplidos y nos dijo palabras agradables. A menudo, después de eso estamos listos para perdonarle todos los insultos, cerrar los ojos ante actos imparciales y crear un ídolo para nosotros mismos. Detrás de esta fe ciega, es imposible ver el verdadero rostro de una persona.

7. Disposición a perdonar todo.

Quienquiera que no diga nada, es imposible e innecesario perdonarlo todo, especialmente en una relación. Hay cosas que no se pueden olvidar y, por tu bien, tu propia paz y prosperidad, no puedes dejarlas ir. Sí, debe poder perdonar internamente: liberar a una persona y deshacerse de sus sentimientos negativos. Pero aquellos eventos que ocurren después de una mala conducta, deben analizar cuidadosamente y tomar la decisión correcta por usted mismo: dejar o quedarse.

8. Una firme creencia de que tu unión es para siempre.

Sí, todos queremos un matrimonio en el cielo y estar juntos en el dolor y la alegría, la riqueza y la pobreza, etc. Pero debes ser realista y recordar siempre que el destino no puede predecirse de antemano y no puedes estar 100% seguro de nada. Cree en lo mejor, pero no vivas con sueños rosados, y tu felicidad no te extrañará.