La vida

7 cosas que no deben ser compartidas incluso con las personas más cercanas


Ocurre cuando parece que todo en tu vida vuela al infierno: nada se pega, todo falla y gira en una dirección completamente innecesaria. Sorprendentemente, las razones para esto pueden ser un préstamo banal de cosas que deberían ser únicamente suyas.

1. Artículos de higiene y accesorios para el lavado.

Por consideraciones triviales de pureza y salud, no le dé a nadie cepillos, estropajos, esponjas, cosméticos y juegos de manicura. Las cosas elementales son cosas de uso tan personal que sus bacterias y microbios contienen en su superficie, que no debe compartirlas generosamente incluso con las personas más cercanas, para no enfermarse de nada.

2. Escoba o trapeador

Una escoba es, en general, un objeto verdaderamente mágico. Nuestros antepasados ​​le traicionaron una gran importancia y asociaron con él muchas voluntades y predicciones. Se cree que una escoba acumula la energía del dueño de la casa, por lo que es absolutamente imposible prestársela a otra persona y llevarla a otra vivienda. Lo mismo con la fregona: no solo no es higiénico, sino que también provoca el intercambio de energía negativa.

3. Ropa y zapatos.

Parece, bueno, ¿qué es prestarle tu blusa favorita a tu mejor amigo para la noche? Después de todo, entonces se puede lavar, y ella volverá a estar como nueva. Pero esto no se trata tanto de la higiene personal, como de la energía, que se almacena en pertenencias personales. Al dárselos a alguien más, damos una parte de nuestra energía, tanto negativa como positiva. Lo mismo ocurre con los zapatos.

4. Joyas y joyas.

Las joyas, especialmente hechas de metales naturales y piedras, son poderosos absorbentes de la energía de la persona que las posee. Estas son las llamadas trampas del estado de ánimo y el estado interno. No en vano, cuando las personas están gravemente enfermas, sus decoraciones se vuelven negras y pierden su apariencia. Por lo tanto, no debes compartir lo más íntimo con nadie.

5. Pan y pasteles.

En todo momento, los productos de panadería han otorgado una gran importancia: es un símbolo de la fertilidad, el éxito, el tazón completo y el bienestar. Por eso no se puede compartir el pan, porque de esta manera regalas lo más preciado que tienes: la felicidad familiar, la paz y el calor en el hogar.

6. sal

Los científicos han confirmado que la sal tiene una memoria de energía, ya que es capaz de absorber la energía y el estado de ánimo de las personas. Al compartir la sal, regalas una parte de ti mismo, y después de eso puedes sentirte roto, cansado y triste. Entonces, nuestras madres y abuelas cometieron un gran error al compartir la sal de buena gana con sus vecinos.

7. platos

Los utensilios de cocina crean un ambiente hogareño: recuerde lo importante que es una hermosa mesa y los utensilios de cocina seleccionados correctamente. La vajilla es un espejo de la casa, que absorbe la atmósfera y el estado de ánimo que reina en su interior. Por lo tanto, no preste sus utensilios de cocina a nadie y no comparta lo que está sucediendo dentro del hogar de su familia.