La moda

Nada más: lo que hace feliz a una mujer en ropa.


Para una mujer moderna, la ropa es mucho más que la protección contra el frío. Todos los días, con la ayuda de nuestro vestuario, podemos hablar sobre nuestras emociones, sobre nuestro estado de ánimo. Vestirse de cierta manera puede crear una atmósfera de rigor o calidez y relajación. Puedes ser diferente: emocional, frío, amigable o distante. Cambiando roles, expresándonos de diferentes maneras, nos ajustamos a los cambios internos y esto contribuye a nuestro crecimiento y desarrollo emocional. Has notado algo similar cuando te maquillas, e incluso los actores reconocen hasta qué punto el disfraz del héroe les ayuda a acostumbrarse a la imagen. Todo esto funciona en la vida cotidiana.

Accesorios finos

La tarea de la joyería es complementar la imagen y completarla. Joyas favoritas pueden crear espíritus elevados para cualquier mujer. Los estilistas argumentan que las joyas bien elegidas pueden transformar cualquier cosa obsoleta. Al usar diferentes aretes, collares o brazaletes para el mismo vestido, puedes crear una imagen de una coqueta joven y una dama refinada.
@street_style_corner

Acentos sensuales

Una mujer feliz no tiene miedo de ser elegante y seductora. Telas contrastantes, joyas sofisticadas, cabello casual y ojos brillantes.
@street_style_corner

Telas que fluyen

Los científicos realizaron un experimento y descubrieron que cuando una mujer está feliz al 60%, se pone un vestido. Especialmente si el vestido enfatiza la figura, está hecho de telas hermosas y agradables y le recuerda algo bueno.
@street_style_corner

Modelos comodos

Sudaderas con capucha, suéteres cálidos, bufandas suaves, cardigans largos, pantalones anchos: todo, desde tejidos naturales, agradables al tacto. Las sensaciones táctiles son importantes para una mujer feliz. A ella le encanta caminar con los pies descalzos sobre la hierba suave y trata de usar tejidos naturales para "respirar". Un ejemplo maravilloso es la actriz y cantante francesa Charlotte Gainsbourg: usa prendas sencillas, pero con telas buenas, en los colores adecuados: vaqueros acampanados, suéteres de cachemira, faldas largas o cortas, pantalones de pana, camisas de algodón y, por ejemplo, un abrigo o capa brillante.
@street_style_corner

Elegancia casual

La negligencia elegante es una manifestación de la individualidad en ropa, zapatos, accesorios. Toda la imagen en la unidad de una mujer con sus modales, postura, marcha, gestos. La elegancia depende del gusto, el sentido de la proporción, los buenos modales, el estilo de vida. En prendas de vestir, esto puede ser una longitud midi impecable, vestidos hasta la rodilla o un poco más abajo, pantalones ligeramente recortados y una chaqueta hasta la mitad del muslo. La imagen parece como si la chica acabara de abrir el armario y, sin pensarlo, eligió un juego. Fácil negligencia, elegancia elegante, elegancia sofisticada.
@street_style_corner