Relación

Estas 7 verdades simples salvarán cualquier relación, incluso si están en un callejón sin salida


Pasa tiempo sin marido

Este es un gran consejo. Los ánimos de la separación aman. Créeme, cuanto más a menudo pasas el tiempo por separado, más te extrañarás. Y recordar lo que significa estar aburrido después de tantos años juntos no es una tarea fácil.

Camina con amigos, encuentra un pasatiempo, un pasatiempo. Recuerda lo que eras antes del matrimonio, de lo que se enamoró tu esposo.

Hable con su esposo como lo hizo en su primera cita.

No hay nada peor que escuchar cómo algunas parejas hablan despectivamente entre ellas. Si amas a tu pareja, respétalo y habla en consecuencia, incluso cuando no te guste algo. Nunca deshonre o humille a su pareja públicamente, de lo contrario, esto llevará al final de su matrimonio.

No esperes que tu esposo cumpla inmediatamente todos tus deseos.

Por alguna razón, se considera que una pareja debe ser el mejor amigo, la mejor pareja en pasatiempos, la mejor pareja sexual, asesor, confidente, criado, cocinero, cualquiera. Esperar a que tu cónyuge cumpla de inmediato todos tus caprichos conduce a consecuencias desastrosas. Te vuelves completamente dependiente de él.

Entiende que una persona no puede reemplazar al mundo entero. Y por lo tanto, tendrás que satisfacer algunas de tus necesidades por ti mismo.

Encuentra tu propia definición de monogamia.

En el mundo de hoy, muchas parejas definen relaciones cómodas para sí mismas. Si bien las relaciones libres siguen siendo una excepción, muchas parejas comienzan a experimentar con la vida sexual con el permiso de una pareja. Muchos psicólogos dicen que tal comportamiento hace que el matrimonio sea más fuerte, porque las parejas aprenden a confiar entre sí.

Deja de esforzarte por la excelencia

No hay gente perfecta. Y tu esposo probablemente tampoco es perfecto de muchas maneras. Puede molestarte o incluso enfurecerte, pero tampoco eres perfecto.

Un buen matrimonio no es cuando hay dos perfecciones, es cuando uno se ama, a pesar de las fallas. Y ama la vida que construyes juntos.

Tomar un descanso del matrimonio

No pasará nada malo si pasas un fin de semana o incluso un par de semanas lejos de tu esposo. La separación temporal, por el contrario, beneficiará a su matrimonio. La distancia se une. Tendrás tiempo para aburrirte, olvidarte de las pequeñas riñas, descansar. Y, verás, tu vida juntos brillará con nuevos colores.

Reconozca que nadie es inmune a la infidelidad.

Cualquiera puede cambiar. Después de todo, esto no es un defecto congénito, sino un accidente, una brusquedad. Es poco probable que algún día se despierte y piense que definitivamente quiere cambiar a su esposo. Si esto sucede, entonces sin intención maliciosa, sino simplemente porque la vida es así.

Para evitar la traición de su parte o de un compañero, aprenda a discutir los problemas. Discute lo que falta en tu relación, qué te gustaría. Sean honestos el uno con el otro.