La belleza

Cómo cuidarse, vivir mucho tiempo y no envejecer: 10 hábitos de belleza de Japón

Pin
Send
Share
Send
Send



Dieta japonesa

Mientras que la generación más joven comienza a comer más alimentos occidentales, la dieta tradicional japonesa tiene más beneficios para la salud e incluye una gran cantidad de pescado y verduras de temporada, así como tofu y algas.

La dieta japonesa es rica en ácidos grasos omega-3, poderosos antioxidantes, isoflavonas, que ayudan a mantener el equilibrio de hormonas y minerales como el calcio y el magnesio. Es importante mantener un peso corporal saludable y para un envejecimiento lento. Si desea adherirse a este sistema de nutrición, debe equilibrar los oligoelementos y comer proteínas, grasas y carbohidratos en cada comida (por ejemplo, pescado, arroz y platos de verduras).

La segunda ventaja es que la dieta tradicional japonesa incluye comidas pequeñas con diferentes ingredientes de temporada, lo que significa que cada comida puede tener hasta 30 ingredientes y, en última instancia, muchos oligoelementos, vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos. Lo que puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Consume más alimentos fermentados.

Las comidas y bebidas fermentadas, como el yogur, el ayran, el yogur, el vino y el sauerkraut, son populares en el menú ruso y son importantes no solo para su salud, sino también para su peso.

Los alimentos fermentados promueven una microflora saludable en el ambiente intestinal. Y ayuda a prevenir la obesidad, el síndrome metabólico y el aumento de peso.

No olvides tomar té verde.

Reemplazar su café diario con té verde japonés tradicional puede ser una decisión inteligente. El té verde es una increíble fuente de poderosos fitoquímicos llamados catequinas. Ayudan a proteger la piel de los rayos UV y, en última instancia, previenen el envejecimiento prematuro. Debes beber al menos 4 tazas al día para ver los beneficios.

Prueba el aceite de Tsubaki (camelia japonesa)

El aceite de Tsubaki (camelia) ha sido una parte integral de los rituales de belleza japoneses durante siglos. El aceite se absorbe rápidamente, es hipoalergénico y no obstruye los poros. Se recomienda usar todos los días: aplicar en la cara, cuello y área del pecho, masajear los movimientos. Hidrata la piel, dejándola suave y nutrida.

Añade algas a tu dieta.

Si te das cuenta de que lo que comes es más importante que las cremas y máscaras que haces, entonces entenderás por qué las algas se comen generalmente en Japón. Son fuentes increíblemente ricas de minerales, especialmente calcio, yodo y hierro, que son vitales para el cabello brillante y las uñas saludables.

No te olvides de los beneficios de envolver.

Si bien el cuidado de la piel en Occidente a menudo es parte de la rutina, como el hilo dental o el cepillado de dientes, en Japón este es un ritual importante, que a menudo puede implicar varios pasos. Y la clave para una piel hermosa está en el cuidado complejo: preparar la piel para un masaje, humedecer y humedecer las máscaras de tejido, a veces con la adición de una envoltura.

Enséñate a hacer masajes linfáticos todos los días.

El masaje linfático también es un ritual de belleza popular en Japón que puede repetirse en casa con las manos. Frote suero, loción hidratante o incluso aceite en la piel, el cuello y el escote, y luego masajee no solo la cara, sino también detrás de los lóbulos de las orejas, alrededor de la clavícula y debajo de las axilas para estimular el flujo linfático.

No te olvides de los beneficios de tomar colágeno.

Beber productos cosméticos es popular entre las mujeres japonesas, pero asegúrese de revisar los ingredientes antes de probárselos. Muchas de estas bebidas incluyen ingredientes menos deseables, como el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y edulcorantes artificiales como el aspartamo y la sucralosa.

Evite la exposición prolongada al sol.

Este es un consejo obvio para el cuidado de la piel que muchos de nosotros ignoramos, especialmente en esta época del año, pero recuerde que es necesario protegerse del sol. Las lociones corporales, sombreros grandes, gorras y sombrillas son populares en verano o en días soleados para protegerse contra la radiación ultravioleta.

Pin
Send
Share
Send
Send