Horóscopo

6 uniones del zodiaco, que simplemente no están destinadas a estar juntas


Cada uno de nosotros, al menos una vez en su vida, estuvo en una relación que parecía ideal y duradera, pero que no dio resultado. En lugar de culparnos por todos los pecados, trate de abordar este tema desde la perspectiva de la astrología, que puede indicar con precisión cuáles de los signos del zodíaco son incompatibles entre sí.

León y cancer

La atracción entre ellos es innegable, pero en la práctica nada bueno sale de la relación. Como nunca antes, hay muchas posibilidades de que su relación termine simplemente horrible. Todo el problema es el opuesto absoluto de sus puntos de vista. Los cánceres necesitan una relación cercana con su pareja, mientras que los Leones se sienten increíblemente inseguros en sus relaciones. Además, la relación entre estos dos signos del zodíaco no se acumula debido al amplio espectro de emociones inherentes a los Leones. Pueden ser increíblemente amables y abiertos, pero al mismo tiempo pueden convertirse en críticos intolerables. Los Cánceres de buen corazón siempre lo toman muy cerca de sus corazones y solo acumulan descontento. Tarde o temprano, los Cánceres ya no podrán contenerse, y la relación se romperá, lo que se hará más y más con el tiempo.

Capricornio y acuario

Estos signos del zodiaco siempre se consideran entre los más ambiciosos. Nadie quiere cruzar el camino a estas personas determinadas. Las ambiciones son lo único que las une, pero es precisamente la diferencia en los enfoques lo que lleva sus actitudes hacia la catástrofe. Por un lado, esta pareja parece ser la más feliz, pero en realidad esto está lejos de ser el caso. Los capricornianos necesitan certeza, claridad y claridad, mientras que Acuario está más centrado en lograr resultados concretos.

Virgo y gemelos

Esta pareja está literalmente condenada al fracaso. Virgen por naturaleza es increíblemente práctica, y Géminis está acostumbrada a vivir en un mundo de fantasía. Por supuesto, los sueños no son ajenos a Virgos, pero lo que los distingue es que son mucho más realistas para lograrlos. Los gemelos son increíbles soñadores que no tienen idea de cómo lograr lo que quieren. En última instancia, la Virgen simplemente rechazó a Géminis, cansada de hacer por ellos todo el trabajo difícil e importante.

Libra y tauro

Libra y Tauro, por el contrario, son uno de los signos más similares del zodiaco. Uno podría pensar que tal relación está condenada al éxito, aunque en realidad esta similitud es solo otra razón para la separación. Los socios encuentran demasiados en sí mismos. Ambos son increíblemente románticos y decisivos, pero el fiel Tauro siempre busca controlar el Libra sociable. Las escalas, a su vez, constantemente quieren estar en lo correcto y no toleran los desafíos que reciben de los obstinados Tauro. Ambos son tan intransigentes en su naturaleza que cualquier contradicción instantánea crea un abismo insuperable entre ellos. Cuanto más amplio se vuelve, más estrecha es su relación con el fin.

Escorpio y Piscis

Ambos signos del zodiaco están siempre a merced de las emociones y difieren solo en la forma en que se expresan. Escorpio es extremadamente tenso y activo en esos momentos, mientras que Piscis es más suave en la naturaleza. Ambos signos se distinguen por un aventurero envidiable, pero en el caso de Escorpio, él siempre está desesperado, imprudente e incluso temerario. Los Piscis son más responsables de todo lo que hacen. Los escorpios buscan ser el centro de atención tan a menudo como sea posible, y los piscis se limitan a su propio mundo de fantasía. Estos signos del zodiaco simplemente no están en camino.

Sagitario y Cancer

Dos signos del zodiaco con caracteres diametralmente opuestos que solo pueden estar en una relación. Los cánceres con todas sus manos y pies tienden a pasar todo el tiempo posible en las paredes de su propia casa, Sagitario no piensa en sus vidas sin aventura. Mientras los Cánceres intentan establecer una conexión emocional con sus parejas, Sagitario se preocupa solo por la satisfacción de las necesidades físicas. Absolutos opuestos que no tienen nada en común. No importa lo duro que intenten preservar su relación en nombre del amor, cada nuevo día los acercará al descanso.