La moda

5 pequeñas cosas de moda que deberían ser prohibidas para mujeres mayores de 40 años.


Si tienes más de 40 años, sigues las tendencias y te esfuerzas por vestir a la última moda, debes tener mucho cuidado con algunos detalles. Estas, a primera vista, pequeñas cosas de moda pueden jugar una broma cruel contigo, y no decorar, sino que te harán viejo. ¿Qué detalles en las imágenes - un tabú para mujeres adultas?

Hombreras

La moda de los años 80 volvió a nosotros, y con ella el elemento que era muy relevante en ese momento: hombreras en vestidos y chaquetas. Y aunque en las chicas jóvenes parece interesante, elegante e inusual, es mejor que las mujeres adultas no experimenten: te lanzan visualmente unos años y hacen que tu figura sea desproporcionada.

Hardware de oro

Otra tendencia controvertida no es para todos: accesorios de oro. Estos elementos brillantes en la ropa pueden hacer que una imagen sea moderna e insípida, todo depende de cómo se la sirva. Sin embargo, los estilistas están de acuerdo en que para las mujeres mayores de 40 años este artículo de moda está contraindicado en cualquier caso.

Encaje

La ternura, la feminidad y el romance son maravillosos, pero hay muchas otras formas de lograrlo. Al ponerte cosas de encaje, tú, por el contrario, te conviertes en una tía joven que todavía cree que desde los 18 años no ha cambiado en absoluto. ¿Por qué tratar de ocultar la edad, si puede enfatizar su belleza y elegancia con detalles más concisos?

Gran placa en el cinturón.

Incluso si desea construir una imagen en estilo étnico, una gran placa será superflua en su caso. Y en las clásicas y rigurosas imágenes de ella definitivamente vale la pena negarse. Hará que tu atuendo sea innecesariamente artístico, y esos detalles siempre añaden edad.

Tacon medio

Un tacón pequeño con una longitud de 5 centímetros se ve muy bien, y hoy en día es muy popular (tacones de gatito). Sin embargo, para las mujeres adultas no es la mejor opción: privará a su pierna y cuerpo de cualquier sexualidad. Deberías preferir una suela plana o zapatos un poco más altos.