Relación

4 maneras de preservar su dignidad: qué hacer si el esposo levanta la mano hacia su esposa


La familia es creada para traer alegría. Cuando un esposo golpea a su esposa y su esposa odia a su esposo, esta no es una variante normal. Desafortunadamente, la noticia de que el marido golpea a su esposa no conmueve a la sociedad. Mucha gente ve esta información como si nada terrible hubiera sucedido. Pero, la práctica demuestra que golpear una vez, por regla general, no se detendrá allí. Lo hará una y otra vez, y no hay excusa para el asalto sistemático. Incluso si hay un problema en la familia y el culpable es la esposa, esta no es la manera de eliminarlo.

Un punto muy importante en las relaciones familiares es la interacción general. Es difícil imaginar una situación en la que un hombre sin palabras comienza a "usar sus puños". Lo más probable es que el uso de la fuerza haya ocurrido en un momento crítico de conflicto marital. Las llamas de una pelea no deben ser infladas, y extinguidas por todos los medios disponibles, tal vez usted debería simplemente salir y calmarse, dejando a su marido solo.

¿Por qué el marido le gana a su esposa?

Golpear a una esposa es un acto indigno e injustificado, pero hay razones para esto, y explican muy seriamente lo que está sucediendo:

  • La familia se formó sin la presencia del amor (cálculo mercenario, una situación desesperada, etc.). Donde no hay amor, hay agresión;
  • Una persona feliz no se dedica a la humillación, el asalto. Si el problema se estudia más a fondo, puede quedar claro que la persona se rompió en la infancia. Si la herida no se ha curado, la lesión dará lugar a "brotes" y estarán lejos de ser felices;
  • Aparición en la vida del cónyuge de otra mujer. Un gobernante sin principios puede convertirse en un provocador de la mala conducta;
  • la ausencia, incluso por buenas razones, de relaciones sexuales;
    alcoholismo

El marido golpea a la esposa: qué hacer

Si hay situaciones de asalto, debe prestar atención al consejo de expertos:

  1. No soportar la manifestación de la agresión. Puede valer la pena mudarse de inmediato a vivir a otro lugar por un tiempo, enfatizando así la inadmisibilidad de las acciones del cónyuge;
  2. Cálmate y haz un análisis de conflicto. Si la mujer misma provocó el hecho de que fue golpeada (la primera atacada con sus puños), entonces es necesario encontrar formas de reconciliación y no llevar la disputa al punto de ebullición. Si no hay una razón obvia, entonces debe entenderse que la situación, tarde o temprano, volverá a suceder;
  3. No debe ocultar a sus vecinos lo que está sucediendo en la familia. Es necesario que alguien esté siempre dispuesto a ayudar;
  4. cuando el esposo levanta la mano por segunda vez, por tercera vez, a pesar de los esfuerzos de su esposa por mantener a la familia, la única salida correcta es el divorcio.

El marido golpea a su esposa por traición: tiene razón o no

Nadie tiene derecho a vencer a nadie, incluso por traición. Es deber de un hombre ser fuerte, no solo y no tanto físicamente como con su espíritu. Debe exigir respeto, agresión, el acto de los débiles. No quiera soportar lo que sucedió: váyase, no se torture a sí mismo ni a su cónyuge. Si puedes perdonar, perdona y vive como si nada hubiera pasado.

La esposa golpea a su marido: ¿puede él responder lo mismo?

Es posible imaginar una situación en la que un esposo golpea a su esposa, pero es difícil imaginar que su esposa golpea a su esposo. Pero esto también sucede con bastante frecuencia. Las razones pueden ser:

  • la esposa creció en una familia disfuncional y vio desde su infancia cómo su madre golpeaba a su padre borracho;
  • la esposa está histérica, puede elevar su propia importancia;
  • la mujer confía en su impunidad y demuestra que no le importa.

¿Qué debe hacer un marido si esto sucede? Si pretendes que no pasa nada, las manifestaciones sádicas se irán de escala. No debes aguantar - será peor. Pero responder lo mismo tampoco es una opción. Tal pelea puede terminar en lágrimas, entonces un hombre puede pagar por su acción por una sentencia de prisión.

Por supuesto, se necesitará mucha fuerza de voluntad para salvar a la familia. Este es un llamado a los psicólogos, a los mentores espirituales, a las personas experimentadas. Nada cambiará, tienes que irte. Una familia tan feliz nunca será feliz. No debe crear una decoración patética para una vida familiar próspera, si no lo es.