Relación

8 secretos de abrazos en la cama, en los que un hombre nunca te admitirá


Lo que sea que te diga, una parte de él todavía piensa en el sexo. Sus intenciones pueden ser las más puras, quizás solo quiera abrazar, pero definitivamente no le importará el desarrollo de los eventos. Incluso en el caso de que realmente quiera abrazar y nada más, no lo olvide: su intimidad durante el abrazo no lo dejará indiferente. Con la excepción de un abrazo después del sexo, lo más probable es que no se sienta tentado a tentarlo.

Si está acostado junto a él sobre su brazo, entonces para él tal posición claramente no es el pináculo de la comodidad. El empate a mano no está diseñado para doblarse en tal ángulo y mantener ese peso durante mucho tiempo. Lo más probable es que él solo sufra, por tu bien y para acercarte a él.

Su mano se adormecerá. Si se recuesta sobre él durante unos diez minutos, definitivamente comenzará a sentir un hormigueo.

Es posible que mientras él está tratando de mantener el equilibrio en el borde de la cama o el sofá. Él está listo para mantener el equilibrio durante al menos una eternidad, siempre que te aferres a él y solo te sientas cómodo.

Él espera hasta que te duermas, y solo entonces vuelve a su lado de la cama, donde finalmente puede estirarse y relajarse. Recompénselo de alguna manera por sufrimientos en ocasiones.

Él sostiene su teléfono para que no te muestre la pantalla. ¿Crees que tu hombre te está sosteniendo en sus brazos, mirando la próxima serie de la "Lista Negra"? Nada de eso. Se desplaza a través de tu Instagram.

Le gusta acurrucarse. Tal vez él no quiera admitirlo, sin embargo, a pesar de todos los inconvenientes, el hombre realmente ama cuando estás presionado contra él.

A veces observa cómo duermes, sonríe ante sus pensamientos y piensa en lo afortunado que es. Entonces se le ocurre que no ha pasado menos de una hora desde el momento en que su mano perdió la sensibilidad y la saca silenciosamente de debajo de usted.