Relación

¿Por qué la gente engaña a sus esposas? Opinión de expertos


Descubrir la traición de un cónyuge es quizás la cosa más molesta que puede suceder. Desafortunadamente, sucede con bastante frecuencia.

La infidelidad física y emocional ocurre en el 41% de los casos, según el Diario de Matrimonio y Terapia Familiar. Más de la mitad de los hombres y mujeres admiten que estaban equivocados, al menos una vez en sus relaciones pasadas.

La psicoterapeuta Esther Perel ha trabajado con muchas parejas y confirma estas estadísticas. Pasó 10 años viajando por todo el mundo, trabajando con cientos de parejas que pasaron la prueba de infidelidad. Basándose en su investigación, descubrió tres razones principales por las cuales las personas eligen la traición, y estas no son las razones que usted podría pensar.

1. "Buscar otro yo"

Perel cuenta la historia de uno de sus pacientes, que estaba felizmente casado y siempre hacía lo que una esposa debía hacer. Quería ser una "buena chica" en todos sus roles: esposa, madre e hija. Pero se enamoró de todo lo contrario a sí misma: un hombre en un camión y tatuajes. Perel llegó a la conclusión de que esta mujer fue despertada por un rebelde adolescente, a quien nunca había sido.

"Cuando buscamos a otra persona, no siempre nos apartamos de nuestra pareja, sino que nos alejamos de lo que nos hemos convertido", explica Perel. "No es que estemos buscando a otra persona, estamos buscando a otro yo".

2. Sufrimiento después de la pérdida

Muchos pacientes de Perel sufrieron una pérdida u otro evento trágico en la vida (la muerte de un ser querido, problemas de salud graves) inmediatamente después de la novela.

Cuando una persona se enfrenta a la muerte, entonces hay preguntas sobre la fragilidad y el significado de la vida. Tal crisis existencial a menudo empuja a las personas a cometer adulterio.

"Estas preguntas hacen que una persona cruce la línea, y las novelas del lado son un intento de derrotar a la muerte".

Si en su familia se enfrenta a la muerte de un ser querido o ha tenido otros eventos trágicos, recuerde que es más probable que usted o su cónyuge crucen la línea de lealtad en este momento.

3. Deseo, no sexo.

Se acostumbra a pensar que la traición se asocia solo con el sexo y la lujuria. Pero la investigación de Perel sugiere exactamente lo contrario.

"Por extraño que parezca, pero hacer trampa está menos relacionado con el sexo, es solo un deseo".

A menudo, cuando las personas deciden tener una aventura al margen, esto se debe a su deseo de sentirse bienvenido. Buscan atención y la oportunidad de sentirse especiales e importantes para otra persona. Están seducidos por cosas que no deberían tener, lo que provoca un gran deseo.

¿Qué hacer si hubo una traición?

Por supuesto, la situación de cada pareja es individual, en algunos casos es mejor separarse, en otros se intenta corregir la situación en conjunto.

A aquellas parejas que desean atravesar este trauma emocional, Perel les da el consejo más importante: "necesita mostrar un sentimiento de culpa y remordimiento" por el dolor causado a su ser querido. Para una persona que ha cambiado, es importante sentir remordimiento no solo por el dolor causado a la pareja, sino también por la experiencia de la traición.

Es importante para la pareja engañada "recuperar un sentido de autoestima, rodearse de amor y hacer cosas que traigan alegría, el significado de la vida y la autopercepción".

Si bien las traiciones siempre están acompañadas de dolor y traición, también representan una oportunidad para el crecimiento, el autoconocimiento y el desarrollo en uno mismo del perdón.

"Cada traición le permite reexaminar su relación", dice Perel. "Y cada pareja determinará por sí misma cuál será el resultado de la traición". Obviamente, la elección es solo para usted y su pareja, pero a veces el retorno de la relación después de la traición le permite desarrollar un sentido más fuerte de sí mismo, renovar su sentido de confianza y le da la oportunidad de comenzar de nuevo.