Relación

5 tácticas de comportamiento, si crees que tu esposo quiere divorciarse


Cuando una mujer descubre que un hombre quiere divorciarse de ella, a menudo la reacción en este caso es la misma: llanto, histeria, amenazas, desesperanza y manos caídas. Pero, para gastar fuerzas y energía en acciones inútiles, es mejor pensar bien las cosas y hacer la estrategia correcta de comportamiento que obligará a su cónyuge a cambiar de opinión.

1. Hazte egoísta

Este método es uno de los más leales y efectivos. Intenta no pensar más en un hombre, pero ponte en primer lugar. No intentes con todas tus fuerzas para tratar de ser bueno y arreglar todo: este método generalmente da exactamente el resultado contrario. Encienda el pofigizm saludable, recuerde todo lo que quería hacer, pero lo posponga constantemente, y viva solo para usted, querido. Pronto verás que, después de haber notado cambios tan dramáticos en ti, tu cónyuge comenzará a moverse y comenzará a conquistarte e intentará recuperar tu atención.

2. Retroceder y estar solo

A veces, en lugar de rasgar y tirar, la mejor opción es mantener una distancia entre sí por un tiempo. Las opciones ideales serían si puede vivir separado de su cónyuge para pensar, pensar, digerir información. Después de eso, se encontrará la solución correcta por sí misma: solo tiene que esperar un poco.

3. Dirige tu energía a otras áreas de la vida.

Muchas mujeres después de las terribles palabras "Nos estamos separando" están cubiertas de depresión grave. Todo esto es bastante lógico y explicable: toda la vida, toda la forma de vida habitual, planes para el futuro, todo esto se destruye brutalmente. Adelante: el vacío, la incertidumbre y el miedo a la soledad. Alguien en este momento comienza a odiar a su compañero y lo intriga, alguien está completamente inmerso en sí mismo y se dedica a la auto-excavación, y alguien desarrolla una actividad agitada en un intento por recuperar todo. En la etapa inicial, todas estas acciones no traerán ningún sentido, sino que solo eliminarán la masa de su energía, vitalidad y tiempo. Trate de comprender otras áreas de su vida que no estén relacionadas con los hombres: esto es trabajo, maternidad, pasatiempo y su propia apariencia. Al estar tan cerca, en primer lugar, contigo, podrás devolver la atención y el interés del cónyuge.

4. Conviértete en otro

Convertirse en otro significa que te cambias radicalmente, no solo externamente sino también internamente. Cambie radicalmente el peinado y el color del cabello, compre ropa del estilo que nunca haya usado antes, pierda peso o, por el contrario, se redondee, se haga un tatuaje o una perforación, lo que sea, si es que lo cambia y hace otro. Es lo mismo con los cambios internos: descubre nuevas cualidades en ti mismo, haz nuevos amigos, conoce gente interesante, permítete acciones que nunca antes has hecho. Deja que tu hombre te vea renovado, diferente y reiniciado desde cero. Y, lo más importante, no hagas todo esto por él, sino por ti mismo. Eres tú quien debería querer todo esto y sinceramente alegrarse por el cambio.

5. Muéstrale que eres completamente capaz de vivir sin él.

Una forma segura de hacer que un hombre actúe y siga adelante es hacerle saber que no tiene mucha demanda en su vida. Como regla general, los hombres siempre aprecian su sentido de importancia personal, creyendo que una mujer es incapaz de dar un paso sin su participación. Refresca este ardor: coquetea ante sus ojos con alguien más, haz compras grandes por tu cuenta, pasa un fin de semana divertido sin él, clava el estante al final. Todo esto afectará en gran medida su dignidad, y él se apresurará a demostrarte que su papel en tu vida no se ha jugado hasta el final.